El servicio de delivery ha tomado popularidad durante los últimos años, tal vez debido a la nueva forma de vida que llevamos. Este servicio hace referencia al servicio a domicilio que algunas empresas ofrecen para vender sus productos.

Para realizar este tipo de servicios, las empresas utilizan un tipo de empaque, ya sea envolturas, cajas o bolsas de papel o cartón con los que protegen los artículos que envían.

El tamaño de las bolsas debe ser de un tamaño que se adapte al contenido que se transportan. Por ello, es importante que, para cumplir su objetivo, estas bolsas sean de calidad.

Las bolsas que se utilizan para delivery suelen ser desechadas cuando se recibe el producto en el domicilio, por lo que es mejor si se utiliza un material reciclado. O bien a partir de celulosa extraída de árboles de crecimiento rápido y controlado.

Existen bolsas de diferentes tipos, como mencionamos antes, pueden ser de plástico o papel, de distintos colores o incluso con algún logotipo de la empresa.

Recuerda que para adquirir las bolsas correctas debes conocer que es lo que se transportará, así como el tamaño y peso, pues esta formará parte de la presentación del paquete que envíes a tus clientes.